miércoles, 27 de julio de 2011

La ciudad dentro de otra ciudad. Una ciudad donde no existo, no tengo dirección tampoco un videoclub del cual ser socia. Lugar donde no me encuentro a nadie por accidente ni me persiguen por mis miedos. Los autos no paran pero acá puedo saltarlos y colgarme de los semáforos cual lianas luminosas.

La ciudad dentro de otra ciudad para no volver a cruzarte y el derecho a quedarse vacío.

1 comentario: