jueves, 14 de abril de 2011

Mientras iba en el colectivo leo un cartel con la imagen de un político, por lo menos para mi, desconocido, en compañía de la siguiente frase: El futuro ya llegó (el acento es regalo mío).

¿No se dan cuenta que ese tipo de slogan sin fundamentos los hace parecer más tránfugas?

Nunca una propuesta, algo que los avale, no. Ellos prefieren oraciones vacías, que no digan nada y súper trilladas.

Se dice por ahí que los políticos son una especie cada vez más boluda.

2 comentarios:

  1. yo también lo vii, terrible

    ResponderEliminar
  2. Ojo, siempre hay cosas peores. El su "mate" de "corazón" es antológico.

    ResponderEliminar